PERO SI ES UN NIÑO…. por María Alija
22 febrero, 2017
Primer paso… EL AZÚCAR
12 marzo, 2017
Ver todo

The Life Goddess

restaurante the life goddess en Londres

Dieta mediterránea en el corazón de Londres

 

¡Con lo bien que se come en Madrid! Exclamó mi compañero de trabajo mientras contemplaba con desolación su plato con una generosa porción de ‘fish’n’chips’ cortesía de la cantina de la oficina en Londres.

Esta es una queja recurrente entre mis compañeros de Madrid cada vez que vienen a nuestra oficina, y sin embargo, en Londres también se come muy bien. Si sabes dónde ir y evitas las ‘greasy spoons’ – traducción literal: cuchara grasienta.

Sin que este artículo se convierta en un tratado socio-cultural de la evolución de la cocina inglesa, creo que merece la pena mencionar, sobre todo ahora que tan mal van las relaciones con el resto de Europa, la deuda de gratitud que el Reino Unido tiene con el sur de Europa, los italianos que llenaron Londres de restaurantes donde había pizzas, ensaladas y verduras frescas allá por los años 60 del siglo pasado; los bares de tapas españoles que cada vez están acercándose más a lo que uno se puede esperar encontrar en Madrid; los griegos, los últimos en unirse a esta sabrosa colonización de Londres.

Es de uno de estos nuevos restaurantes griegos del que os quiero hablar hoy. Se llama The Life Goddess y además de restaurante es también una delicatesen. Aunque hay tres en Londres, del que os hablo está en Store Street, un pequeña calle detrás del British Museum, conectada con Tottenham Court Road, calle donde se puede encontrar la famosa tienda de muebles y decoración Heal’s. Con UCL al lado, esta zona es popular con estudiantes, londineses de compras y turistas que tienen un gran variedad de restaurantes y bares para elegir.

He escogido The Life Goddess porque este restaurante representa el interés actual por la comida sana, en un ambiente agradable y abierto a todos los bolsillos. También porque refleja muy bien los cambios en la comida tradicional, que ya no acompaña todo con patatas y pan para llenar el estómago del comensal de forma rápida y barata. Tampoco sobrevive en este restaurante la imagen folclórica del restaurante griego: no se rompen platos, no hay música griega ni una decoración étnica de postal de vacaciones. Los camareros son todos jóvenes, conocedores del menú y la carta de vinos y pacientes con los clientes a los que aconsejan sin imponer.

Han traído de Grecia la buena costumbre, en mi opinión, de poner en la mesa, sin que lo pida el cliente, una botella de agua, aunque aquí no es gratis y si queréis agua del grifo, tendréis que pedirla.

Como una de las principales características de la comida griega es compartir, mi amiga Marina – escocesa ella, para que luego digan que los escoceses no comen verdura –  y yo pedimos unas metzes – tapas griegas.

A parte de humus y tzatziki (yogurt griego con ajo, pepino, aceite de oliva y eneldo) pedimos berenjena ahumada con tomate. Aquí me llevé yo una agradable sorpresa: el puré de berenjena estaba cubierto por una capa de pequeños trocitos de tomate fresco… y llenos de sabor. De Grecia, me dijo la camarera que venían esos tomates. El carpacho de calabacín es uno de mis platos favoritos, casi tanto como la ensalada de Creta, que se diferencia de la ensalada griega en el tipo de queso y las galletitas de centeno.

Como es un día de trabajo y al día siguiente hay que madrugar, solo tomamos un vaso de vino, que tiene un paladar afrutado que yo considero muy característico de los vinos griegos. Pero no soy experta en vinos.

No pedimos postre y sorprendimos a la camarera al rechazar su oferta de baclava gratis, aceptamos encantadas fruta, también gratis, otra costumbre que han traído de Grecia, y que me trajo memorias de mis vacaciones en Creta, donde después de una opípara comida te sorprenden con un más que generoso plato de fruta gratis.

Este restaurante no está cerca de mi oficina, pero se lo he recomendado a mi compañero para que vaya a cenar la próxima vez que venga a Londres. Para que vea que en Londres también se come muy bien, si se evitan las ‘greasy spoons.’

Gracias Esther por colaborar en lovegreenlovefood.

Esther López además de llevar más de 20 años viviendo en Londres tiene una gran inquietud culinaria. En lovegreenlovefood tenemos mucha suerte porque nos va a ayudar a descubrir dónde comer sano en esa ciudad.

Nosotras estamos deseando hacer una escapada a Londres para conocer The Life Goddess y otros muchos de tus sitios favoritos.

Esperamos tus recomendaciones!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies