SUPERBOL DE AGUACATE

Esta semana os traemos un BOL cargado de energía, tres colores, tres capas, todas ellas con un aporte específico para la salud. Con un ingrediente estrella... el aguacate. Pero lo mejor de todo... está absolutamente delicioso!!!
El AGUACATE es el alimento de moda por ser una de las frutas más saludables. No deberíamos pasar de incluirla en nuestras dietas y así aprovechar todas sus bondades.
Es rico en Vitamina E por lo que es estupendo para retrasar el envejecimiento, Omega 3 (bueno para el sistema cardiovascular), magnesio, ácido fólico, potasio, es una buen fuente de fibra. Pero a todos seguro que os surge esta duda... Pero engorda una barbaridad, no? comer aguacate en cantidades moderadas no engorda. Es gracioso que se tachen alimentos naturales con un alto perfil nutricional mientras se toman otros procesados con altos niveles calóricos sin para a pensar en ello.
El aguacate está lleno de ácidos grasos instaurados, grasas sanas que ayudan a eliminar grasas perjudiciales que contenemos en el cuerpo. Vamos es una aunténtica joya de la naturaleza
Esta receta es sorprendente, ya que usamos el aguacate en versión dulce. Ya es perfecto para crear una deliciosa textura de mouse y edulcorado de distintas formas consigues riquísimos postres.
Vamos! lánzate a cocinar, este bol es muy rápido y perfecto para un buen desayuno o merienda. Os va a encantar a todos.

La elaboración es muy senciilla, el utensilio que vamos a necesitar es una batidora. Lo único que se puede hacer más pesado es aclarar el vaso entre una crema y otra. Por lo demás, no tienes más que poner los ingredientes de cada capa juntos y triturar.
Ahora veamos cada color por separado...
VERDE:
Si no tienes una batidora muy potente, lo mejor sería que antes pusieses a remojar los dátiles deshuesados y troceados. Ya que así estarán más blanditos y podremos hacer el caramelo de dátil con más facilidad.
El caramelo de dátil consiste en poner el vaso de la batidora los dátiles en trocitos con un chorrito de agua, alrededor de 1/4 de taza. Trituramos hasta que quede una pasta, con una textura de caramelo.
A continuación añadimos la carne de un aguacate blandito y el zumo de una lima.
Trituramos todo junto hasta conseguir una crema homogénea.
BLANCO:
Si tenemos tiempo y nos acordamos, ponemos a remojar alrededor de 6 horas antes 1 taza de anacardos.
Introducimos los anacardos en el vaso, añadimos la leche de coco (no hace falta que sea de coco para que esté rico, se puede usar cualquier leche vegetal o incluso agua)
La cantidad de leche o agua dependerá de si los anacardos están remojados o secos, si están secos añadir una taza y si no media.
Ahora es el momento de añadir la vainilla, puede ser en polvo o en gotas de esencia.
Si la crema de aguacate con los dátiles no os ha quedado muy dulce añadir una cucharadita de sirope de agave a esta capa.
Triturar todo en la batidora hasta conseguir textura de crema.
ROJO:
Hacer el zumo de la naranja.
Triturar los frutos rojos con el zumo hasta que quede un sorbete rojo intenso. Debería quedar algo ácido porque será el contraste con las otras capas más dulces lo que haga que quede perfecto.


Vamos a emplatar:
Disponer las tres capas por orden, primero la verde, luego la blanca y por último la roja.
Remover suavemente con la cuchara para que se crucen las capas pero sin que se unan en exceso.
Finalmente poner los toppins que os gusten, en este caso son almendras crudas en daditos, dan una textura crujiente que le va muy bien. Cualquier fruto rojo entero es también perfecto.
¡¡¡¡Es el momento de disfrutar!!!!


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR