GRANOLA CON CHIPS DE COCO Y PASAS

Granola con chips de coco y pasas
No queremos esperar más para daros una de nuestras recetas preferidas ¡granola! ¿granola? Sí ¡nos encanta! La granola no es ni más ni menos que una mezcla de cereales y semillas a la que podemos añadir nuestras especias favoritas, aceite, miel u otro edulcorante natural y... no nos podemos olvidar de añadir también frutas y frutos secos. Esta mezcla de ingredientes, sabores, texturas,… la hacen irresistible. Nosotras os proponemos hoy esta receta pero, si algún ingrediente no os gusta o queréis probar con otro, no lo dudéis.

Por supuesto que en el mercado podéis encontrar granola de todos los sabores y colores, pero ya veréis como no hace falta rizar el rizo, esta receta es sencilla y, si os animáis a prepararla, veréis que es deliciosa. Además de que no hay granola en el súper que se pueda comparar a la que se prepara en casa, la granola se conserva perfectamente hasta más de dos meses, nosotras la guardamos en latas metálicas y después de varias semanas está como el primer día.

La granola es un alimento muy nutritivo, con fibra, grasa saludable, vitaminas, minerales,… y nos sirve como acompañamiento de un montón de platos: es perfecta para tomar con yogur o leches vegetales, no nos puede faltar en los bowls de fruta o de chía, incluso es un delicioso snack cuando quieres picar algo entre horas.

Tengo que decir que la granola fue una de las primeras recetas que aprendí en Raw Food House y desde entonces no falta en mi casa. Aunque yo empecé a hacerla en un deshidratador y, muchas veces sigo haciéndola así, pronto probé con el horno y ¡perfecta! Ale me cuenta que para ella ha sido la forma más sencilla de introducir semillas en su alimentación y, desde que la prepara, además de tomarla con yogur o porridge de avena, cuando tiene un ataque de hambre un puñado de granola le saca del aprieto…

Como contamos con que la mayoría de vosotros no tendréis deshidratador en casa… hoy la vamos a hornear y, cuando esté lista ¡a merendar! Granola, arándanos y leche de anacardos con cacao y dátiles, pero deja volar tu imaginación y cuéntanos con qué la vas a tomar tú???

Ingredientes
(para 1 bandeja)

2 1/2 tazas de avena en copos sin gluten

1 taza de semillas de girasol

1 dl de trigo sarraceno

1 dl de semillas de lino

2 cucharaditas de canela en polvo

1 cucharadita de jengibre en polvo

1 cucharadita de cardamomo en polvo

1 cucharadita de vainilla en polvo

4 cucharadas de aceite de oliva vigen extra

4 cucharadas de miel

Previamente tenemos que poner en remojo las semillas de girasol y el trigo sarraceno durante 6 horas, pasado ese tiempo, se escurren y se lavan con agua.

Precalentamos el horno a 150º C y preparamos una bandeja de horno que forraremos con papel. La granola es sensible al calor y si pones el horno más fuerte corres el riesgo de que se tueste demasiado.
En un bowl grande mezclamos los ingredientes secos: la avena, las pipas de girasol, el trigo sarraceno, las semillas de lino (las semillas de lino es mejor añadirlas trituradas, se puede hacer con un molinillo o en la batidora) y las especias.
Una vez mezclados los ingredientes secos añadimos el aceite de oliva, la miel y volvemos a mezclar, esta vez con las manos, sin miedo a mancharnos. Aunque nosotras hemos puesto 4 cucharadas de miel en esta receta, la cantidad de edulcorante es algo que tendréis que adaptar a vuestro gusto y, si vuestro paladar ya se está acostumbrando a no tomar cosas muy dulces, podéis poner menos cantidad sin problema.

Colocamos la mezcla en la bandeja de horno en una capa de 1-2 cm que no sea muy compacta, utiliza los dedos para ayudarte. Metemos la bandeja en el horno durante 35-45´ o hasta que veáis que tiene el punto de crujiente que os gusta. Es importante remover la mezcla cada 15´ para que se haga por igual y no se queme la parte de arriba, también podéis bajar la temperatura a 120º C después de 30´, se hará algo más despacio pero no se tostará demasiado.


Servir con

1 taza de chips de coco sin tostar

1 taza de uvas pasas

1 taza de nueces pecanas (opcional)

Ya hemos sacado la granola del horno y la hemos dejado enfriar.

Es el momento de añadir frutas y frutos secos. Hoy hemos elegido chips de coco, uvas pasas y nueces pecanas (las nueces pecanas es mejor partirlas o cortarlas en trozos más pequeños antes de añadirlas a la granola).


¡Ya lo tenemos! Solo nos queda buscar un recipiente donde guardarla y, no la metáis en el armario, es mejor que esté a la vista ¡qué mejor snack que un puñadito de granola! Hoy merendamos granola recién horneada con arándanos y leche de anacardos con cacao y dátiles.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR