Leches vegetales

¿Qué es la leche vegetal? ¿Qué necesito para prepararla en casa?
¿La puedo comprar ya preparada?
Vamos a tratar de dar respuesta a estas y otras preguntas que pensamos te pueden interesar

Si nos preguntas ¿habéis eliminado de vuestra alimentación la leche de vaca? Te contestaremos a la vez que NO, pero sí te podemos decir que hemos reducido su consumo de una forma muy considerable. Ninguna de las dos hemos variado la forma de tomar nuestro café de toda la vida, pero la leche de almendra, avena, anacardo, coco, etc. están presentes en nuestra alimentación diaria y, todas las recetas que os proponemos en las que se requiera este alimento, siempre van a ser elaboradas a base de leches de origen vegetal: semillas, frutos secos, cereales y coco.

En Malmö empezamos a compartir entre nuestras amigas las recetas de riquísimos smoothies de frutas, en las que todos llevan una variante de este tipo de leches. En los supermercados escandinavos el brick de leche de coco, avena, etc., están en la misma proporción y a la misma altura que la leche entera, semi y desnatada convencional, así que nos resultaba fácil. Esto hizo que empezásemos a familiarizarnos con ellas y a descubrir que las digerimos mejor que la leche de vaca, sentirnos mejor es la explicación principal al consumo habitual de muchos alimentos en nuestras casas. Con el tiempo, hemos ido leyendo e informándonos acerca de los motivos por los que el consumo de lácteos de origen animal son motivo de intolerancias, alergias, problemas cutáneos, digestivos, inmunitarios, etc. Se nos han planteado muchas preguntas, pros y contras, que nos han llevado a mantener el consumo de lácteos de origen animal en nuestro hijos, mientras que los adultos los hemos limitado. Pero de lo que no hay duda, es que ambas hemos incorporado los lácteos de origen vegetal en la alimentación diaria de nuestras familias.

Vamos a ver como se prepara.

Necesitamos

1 taza de frutos secos, semillas o cereales crudos, sin tostar, salar o freír. Además una batidora, si es posible de vaso, y una bolsa para colar la leche, un paño quesero o un colador de rejilla convencional

Ingredientes

(para 1 litro)

1 taza del frutos secos, semillas o de los cereales que elijas, previamente remojadas 6-12 horas.
4 tazas de agua (si se desea más o menos densa, se aumenta o disminuye la cantidad de agua)
Una pizca de sal

Preparación

Poner los ingredientes en la batidora y batir hasta obtener un líquido homogéneo . Lo cuelas apretando bien la pulpa y…

¡Ya tienes una deliciosa leche vegetal!

Que podemos conservar en la nevera ¡hasta 4 días!

Hay leches vegetales que no necesitan colarse como la de anacardos, macadamias, semillas de cáñamo sin pelar, etc., con lo que el resultado es una leche más cremosa.

Necesitamos

1 taza de frutos secos, semillas o cereales crudos, sin tostar, salar o freír. Además una batidora, si es posible de vaso, y una bolsa para colar la leche, un paño quesero o un colador de rejilla convencional

Ingredientes

(para 1 litro)

1 taza del frutos secos, semillas o de los cereales que elijas, previamente remojadas 6-12 horas.
4 tazas de agua (si se desea más o menos densa, se aumenta o disminuye la cantidad de agua)
Una pizca de sal

Preparación

Poner los ingredientes en la batidora y batir hasta obtener un líquido homogéneo . Lo cuelas apretando bien la pulpa y…

¡Ya tienes una deliciosa leche vegetal!

Que podemos conservar en la nevera ¡hasta 4 días!

Hay leches vegetales que no necesitan colarse como la de anacardos, macadamias, semillas de cáñamo sin pelar, etc., con lo que el resultado es una leche más cremosa.

Ya sabemos que hay muchas preguntas que te están viviendo ahora mismo a la cabeza, vamos a tratar de darte una respuesta.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR